“Todo el mundo tiene que ganar” Esa fue una de las mayores lecciones que me han dado en la vida. Me la dio Manuel, un encargado de obra con el que conservo aun una relación muy especial. Yo tenía treinta años y me faltaba mucha experiencia vital; era, a grosso modo,...